fbpx

6 Consejos para evitar llegar estresada a tu casamiento

 In La Novia

Novia Estresada - Laura Fadul event & wedding planner-

Son muy pocas las novias que he visto, planear su casamiento, y llegar al gran día sin estresarse. Y es un poco entendible, en un momento se encuentran peleando con ustedes mismas entre, lo que tienen que hacer, lo que querrían hacer, lo que definitivamente no va a llegar hacer, lo que los demás le dicen que tienen que hacer, y lo que a ustedes les parece, que los demás creen que deberían hacer. Y como si esto no fuera suficiente, empiezan a ver la cantidad de proveedores que deben organizar, elegir y supervisar, para que ese día sea todo como esperan.

El casamiento dejo de ser un festejo simple, relajado cargado de ritos y significados, para que con el correr del tiempo se vaya subiendo la vara y cada vez sean más las cosas que hay que planificar y tener en mente, cada vez son más proveedores, fiestas más largas, etc. Es obvio que si están planeando todo ustedes solos, van a tener un momento de locura.

Lo óptimo sería que sea un momento, más o menos controlado, con mayor o menor frecuencia, y no un estado crónico de ustedes, porque no creo que mucha gente de su alrededor estén dispuestos a sobrellevar toda la organización en el estado así..

Hoy les voy a dejar 6 consejos para ayudarles a no llegar a tal extremo de locura:

Hagan las cosas con tiempo: si arrancan con los preparativos con tiempo, sin decir la frase “lo veamos más cerca de la fecha” van a estar mucho más relajadas. Cuando se acerca la fecha todo es más dramático y tiene más dimensiones de lo que en verdad es.

Sean realistas, una cosas es el casamiento que soñamos y otros el que podemos en verdad pagar, y tengan eso en cuenta cuando entrevistan a los proveedores, asegúrense que entren dentro de los rangos de lo que pueden gastar.

Sean flexibles, adáptense a la realidad de ustedes y a las posibilidades, y tengan en cuenta que nada va a salir tal cual lo soñaron, lo que si puede es reducir los imprevistos que surjan

Acepten ayuda, hay dos tipos de personas que van a querer ayudarlos, los que se acercan de chusma y los que de verdad los quieren ayudar, y si encima este último es de confianza, es el indicado para delegarle algunas tareas.

Resalten lo positivo: entre más cerca está la fecha, más vemos lo negativo. Que algo no terminó dándose como esperaban, no quiere decir que el casamiento va ser un desastre, el mundo no se va a venir abajo. Resalten lo bueno del momento, las cosas lindas que les están pasando.

Disfruten de ese día: en la media que sea posible vayan con las amigas o familia a prepararse a un hotel, no atiendan llamadas, ni mensajes ni nada, es su día y no están para nadie… confíen en los proveedores que eligieron y que va a salir todo como lo organizaron.

Espero que les sirvan estos consejos, y que me cuenten como le fue!

Un beso!

Laura Fadul

“El éxito de un evento está en los detalles”